EconomiaMundo

El Vaticano criticó las finanzas offshore y el excesivo endeudamiento en un documento sobre el sistema económico mundial

La Santa Sede difundió un trabajo doctrinario en el que analiza los problemas financieros globales

El Vaticano difundió la semana pasada un documento que analiza los problemas económicos globales e incluye críticas a dos aspectos sobre los cuales se debate mucho en la Argentina: las finanzas offshore y el excesivo endeudamiento público, que -según alertó- afectan el desarrollo y crecimiento de los países.

“Las cuestiones económicas y financieras, nunca como hoy, atraen nuestra atención, debido a la creciente influencia de los mercados sobre el bienestar material de la mayor parte de la humanidad. Esto exige, por un lado, una regulación adecuada de sus dinámicas y, por otro, un fundamento ético claro, que garantice al bienestar alcanzado esa calidad humana de relaciones que los mecanismos económicos, por sí solos, no pueden producir”.

“Muchos demandan hoy esa fundación ética y en particular los que operan en el sistema económico-financiero. Precisamente en este contexto se manifiesta el vínculo necesario entre el conocimiento técnico y la sabiduría humana, sin el cual todo acto humano termina deteriorándose y con el que, por el contrario, puede progresar en el camino de la prosperidad para el hombre que sea real e integral”, introdujo el trabajo doctrinario.

El texto identifica riesgos, injusticias e inmoralidades en el actual sistema. Pero sugiere también soluciones: pide mayores reglas para que todos tengan garantías, propone un impuesto mundial sobre las transacciones off-shore e invita a llevar a cabo cambios estructurales para resolver el problema de la deuda pública de muchos países.

Así, el Vaticano advirtió que en los países con economías menos desarrolladas, el sistema offshore ha empeorado su deuda pública. “Se ha observado, en efecto, que la riqueza privada acumulada en los paraísos fiscales por algunas élites ha casi igualado la deuda pública de sus respectivos países.

El origen de esa deuda a menudo están los pasivos económicos generados por privados y luego descargados sobre los hombros del sistema público. Entre otras cosas, es bien sabido que importantes sujetos económicos tienden a buscar la socialización de las pérdidas, frecuentemente, con la connivencia de los políticos”.

Aunque reconoce que la razón formal para legitimar la presencia de sedes offshore es la de evitar que los inversores institucionales paguen doble impuesto, alerta que “estos lugares se han convertido hoy en día, en ocasión de operaciones financieras a menudo al límite de la legalidad, cuando no se ‘pasan de la raya’, tanto desde el punto de vista de su legalidad normativa, como desde el punto de vista ético, es decir, de una cultura económica sana y libre del mero propósito de elusión fiscal”.

Show More

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close