MundoPolítica

El volumen comercial que tiene Europa es mil veces mayor con Estados Unidos que con Irán

¿Sobrevivirá el pacto nuclear con Irán al acoso de Trump y EE. UU.? Desde el pasado 8 de mayo la vida de este tratado agoniza. Europa intenta darle un segundo aire.

Hace más de un mes que el presidente estadounidense, Donald Trump, decidió retirar a EE. UU. del pacto nuclear con Irán. Desde entonces, observa desde afuera a los miembros del pacto y pone sus ojos en aquellos que cooperen con Irán para aplicarles las más severas sanciones económicas.

Inmediatamente, las reacciones a esta decisión no tardaron en llegar. “Para ser honesta, es estúpido, no hay lógica detrás de todo esto. En este tipo de acuerdos cada parte tiene que ceder y recibir algo y el acuerdo que había era el mejor posible”, asegura a EL TIEMPO Beatrice Fihn, directora de la Fundación para la Abolición de las Armas Nucleares, que se hizo acreedora al Nobel de Paz.

Los demás países que componen este acuerdo (Irán, Alemania, Francia, el Reino Unido, Rusia y China) expresaron su deseo de continuar cumpliendo con lo pactado. Sin embargo, los coletazos de la advertencia estadounidense ya empezaron a tener sus primeros frutos. Empresas reconocidas globalmente como Total de Francia y Siemens de Alemania alistan sus maletas para retirarse de Irán.

Sumado a ello, las exportaciones de petróleo en Irán cayeron un 16 por ciento durante las primeras dos semanas de junio, comparado con el mismo periodo de mayo.

“Lo que pide Irán es tener financiación asegurada de Europa y eso es en lo que los europeos están trabajando ahora, cosa que no es fácil”, manifiesta en conversación con este diario Paulo Bott, doctor en Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid.

Y es que pensar en un acuerdo nuclear sin la presencia de uno de sus principales protagonistas condiciona las relaciones económicas de EE. UU. con los países europeos, tal y como lo planteó a EL TIEMPO Rasoul Gudarzi, magíster en Relaciones Internacionales de la Universidad de Teherán: “El volumen comercial que tiene Europa es mil veces mayor con Estados Unidos que con Irán, entonces no le beneficia para nada dejar a EE. UU. y actuar a favor de Teherán”.

Por lo anterior, algunos analistas coinciden en la necesidad que tiene Europa de evadir las sanciones estadounidenses por medio de un sistema de bloqueo, ajeno a los alcances de Donald Trump, “por ejemplo, el Banco de Desarrollo italiano ha establecido una serie de garantías que sirven como fondo para que las empresas italianas que quieren hacer negocios con Irán puedan hacerlo, de esa manera se evita que los grandes bancos italianos pongan en peligro sus activos en Estados Unidos”, plantea Bott.

Show More

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close