ArgentinaSin categoría

Casi la mitad de los niños del país en situación de pobreza

El último informe del Barómetro de Deuda Social de la Infancia de la Universidad Católica Argentina (UCA) mostró que el 48,1% de los niños argentinos es pobre y han aumentado fuertemente los indicadores de déficits alimentarios.

El último informe del Barómetro de Deuda Social de la Infancia de la Universidad Católica Argentina (UCA) mostró un preocupante panorama de incremento de la pobreza y de la desigualdad social. Según el mismo, el 48,1% de los niños argentinos es pobre y han aumentado fuertemente los indicadores de déficits alimentarios. Los datos recolectados para el estudio son de fines del año pasado, por lo que si se hicieran ahora, luego de la devaluación de los últimos meses, el panorama sería aún más grave.

El último informe dle Barómetro de Deuda Social de la Infancia de la Universidad Católica Argentina (UCA) mostró un preocupante panorama de incremento de la pobreza y de la desigualdad social. Según el mismo, el 48,1% de los niños argentinos es pobre y han aumentado fuertemente los indicadores de déficits alimentarios. Los datos recolectados para el estudio son de fines del año pasado, por lo que si se hicieran ahora, luego de la devaluación de los últimos meses, el panorama sería aún más grave.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), la pobreza en el país era de 25,7% en el segundo semestre del año pasado, pero según estimaciones de la UCA se volvería a cerca del 30% para fines de este año. Las cifras para con las que el Barómetro de la Deuda Social de la Infancia alcanzan niveles mayores porque se trata de una medición multidimensional, que incorpora otros factores más allá del costo de la canasta básica, incluyendo otros derechos del niño vinculados con alimentación, salud, hábitat, subsistencia, crianza y socialización, información, educación y trabajo infantil.
En lo que hace a los tres primeros (alimentación, hábitat y salud), el estudio mostró un escenario preocupante, con un 48,1% de niños, niñas y adolescentes pobres, de los cuales un 10,2% se encuentra en situación de indigencia (el mayor impacto se ve en Conurbano bonaerense, donde la pobreza alcanza al 54,2% de los niños). Vinculado con esto, se registró un 17,6% de niños con déficit alimentario de 17,6% y 8,5% que directamente pasaron hambre durante 2017. Un 33,8% de los infantes asiste a comedores escolares (en el GBA se llega al 37,7%), registrándose un crecimiento notable de esta cifra durante el último año.

Ianina Tuñón, Investigadora Responsable del Barómetro, comentó en rueda de prensa que esta cifra viene en crecimiento desde 2014 porque “no está siendo suficiente la AUH” y que “en la mayor parte de los hogares comen exclusivamente de la comida que van a retirar de los comedores comunitarios de los barrios”. “En estos hogares se bajó el consumo en cantidad y calidad, por eso los niños redujeron la cantidad de comidas que hacen al día”, añadió.

En cuanto a los ítems de hábitat y salud, el informe destaca que el 51,3% de la infancia y adolescencia reside en espacios barriales nocivos en términos de contaminación ambiental, un 46,2% sufre carencias en el espacio del saneamiento, un 25% de los niños viven en hogares precarios y un 22,5% en situación de hacinamiento. En el área salud, se constató que el 52,7% de la infancia en la Argentina tiene como única opción para la atención de su salud el servicio público (en los sectores sociales más bajos se llega al 80,9%).

(Fuente:Informe Político)

Show More

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close