ArgentinaPolítica

Eliminar IVA a canasta básica, tarifas ajustadas al salario, créditos a Pymes y subsidios para exportar: el plan de Massa para salir de la crisis

El equipo económico del Frente Renovador elaboró un programa para estabilizar y recuperar el crecimiento del país. Se trata de 14 puntos en los que explica cómo se podría frenar la suba inflacionaria, la escalada del dólar y fomentar la actividad industrial

La crisis económica impacta en la imagen del presidente Mauricio Macri y el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, decidió intentar capitalizar ese descontento de la sociedad con el gobierno de Cambiemos y presentó su plan para estabilizar y recuperar el crecimiento del país.

De acuerdo al documento al que tuvo acceso iProfesional, se trata de 14 puntos elaborados por el equipo económico de su partido político, donde propone medidas para bajar la inflación, contener al dólar, ajustar las tarifas sin un fuerte impacto en los bolsillos de los usuarios, ayudar a las Pymes y a los exportadores.
La decisión de Massa de salir a hacer “ruido político” con un plan económico no es casual. El fin de semana se conoció una encuesta de Sergio Berensztein (ex director de la encuestadora Poliarquía) que colocaba al exministro de Economía, Roberto Lavagna, como el dirigente político con mayor imagen positiva hoy y mostraba una caída en la aprobación de los funcionarios del Gobierno.

“La caída de la imagen de los principales dirigentes del oficialismo se contrapone con el crecimiento de un dirigente opositor con experiencia en el manejo de crisis”, explica el informe.

Según el sondeo, el economista que hoy asesora al massismo posee el 55% de imagen positiva, superando a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, con 53%. Más atrás aparecen la diputada Elisa Carrió, con 44%; el presidente Mauricio Macri, con 41%; y el legislador Martín Lousteau, con 40%. Muy lejos quedó Cristina Kirchner, en el noveno lugar, con un 30% de imagen positiva.

Lo curioso es que Lavagna registra una buena ponderación positiva tanto por quienes votaron a Cambiemos en 2015 (44%), pero mide mejor aún entre quienes apoyaron al Frente para la Victoria (61%).

“La ausencia de una alternativa parece no ser suficiente barrera de contención como para asegurar una reelección” de Macri en los comicios presidenciales de 2019, evalúa.

“Vamos hacia una elección en la que lo económico va a ser prioridad, mucho más que la seguridad y otros aspectos como la transparencia. Lo cual explica el porqué de la cifra de Roberto Lavagna”, concluye Berensztein.

Con este análisis, Massa decidió adelantarse en la carrera presidencial y salir al ruedo de la mano de su ahora asesor estrella difundiendo lo que más aceitado tiene su equipo, un plan económico para salir de la crisis que propone resolver los problemas que más preocupan a los argentinos hoy.

Cuál es el plan de Massa para afrontar la crisis

“Lo primero que hay que hacer es tomar medidas para frenar la inflación que afecta a los sectores más vulnerables. En 2 años de gestión, Cambiemos ya superó el 100% de inflación”, se lee en el trabajo que realizó el espacio político que lidera Sergio Massa.
Y para esto se propone la eliminación del IVA a la canasta básica de alimentos, “para recuperar la capacidad de compra de los sectores sociales de más bajos ingresos”; y avanzar con la ley de góndolas para romper con la cartelización en el rubro alimenticio.

“Las dos propuestas son proyectos de ley que están cajoneadas en el Congreso Nacional desde el 2016”, dice la iniciativa.

También propone ajustar las tarifas por el Coeficiente de Variación Salarial con el objetivo de que la luz, el gas y el agua no puedan aumentar más de lo que suben los salarios.

Y agrega una exigencia de “razonabilidad y proporcionalidad” para las empresas, con la idea de que la compensación a las compañías sea a través de la duración de los contratos.

Por otro lado, el massimo propone acompañar y fomentar la producción de las Pymes, principal fuente de empleo y motor de la economía nacional, en este momento de crisis y desinversión.
Por ello, sostiene que deberían suspenderse por 180 días los embargos y las ejecuciones de la AFIP.

Y plantea la necesidad de establecer créditos para la producción a través de un programa de seguro de tasa para que haya préstamos a cinco años, en pesos y a tasa fija del Banco Central (las ganancias o utilidades como garantes del pago del seguro de tasa).

Esto además va a servir para contener el sobrante monetario que hoy genera inflación, en lugar de con las lebacs –que son solo un derivado financiero-, hacerlo con bienes e inversión.

También plantea la necesidad de “liberar” las paritarias “para la recuperación del poder de compra del salario”.

Luego propone la aplicación de un bono de emergencia para los jubilados que cobran la mínima.

“Con la Reforma Previsional propuesta por el Gobierno, ya perdieron un 6,8% del poder de compra” por eso se plante un “Bono de emergencia para los 4 millones de jubilados de la mínima” que debiera financiarse “con las ganancias del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES, del año pasado y lo que va del 2018, y se distribuya a lo largo de los 6 meses (de julio a diciembre)”.

Otra propuesta es el “aumento de programas sociales”. Esto implica hacer uso de la autorización del FMI, que autorizó al Gobierno el uso de $18.000 millones del préstamo. Sería “hasta fin de año, con un bono de emergencia en diciembre y una mejora proporcional en los próximos 6 meses, para sostener el consumo de los sectores más vulnerables”.

A eso se agrega un necesario “régimen de flotación administrada por el Banco Central”.
Se recuerda que “en dos años de Cambiemos, el dólar subió de $9,71 (diciembre 2015) a $29 (julio 2018), más de 280%”. Y que “este año, Argentina fue el país que más devaluó su moneda en el mundo, un 31,5%”.

Este Gobierno ya devaluó dos veces (en febrero de 2016 y a partir de mayo de este año).

Por esto, se plantea:

-Un régimen de flotación administrada: El mismo modelo que Aldo Pignanelli y Martín Redrado pusieron en marcha cuando fueron presidentes del BCRA, para contener la espiral del dólar, que además afecta a los precios en la Argentina.

-La aplicación del sistema chileno de estacionamiento de capitales: limita la especulación y la bicicleta financiera. Algo que Roberto Lavagna implementó en su función como Ministro de Economía.

Otro ítem fue la “promoción de exportaciones”.

Tras recordar que “en mayo, las importaciones subieron un 6,3%, mientras que las exportaciones bajaron un 6%”, se cree necesario aplicar un seguro de tasa subsidiada en dólares.

Luego se recomienda declarar la emergencia aduanera por 180 días “para revisar el sistema de importaciones y hacer una evaluación de cuáles son los productos que Argentina está importando y cuáles no, para terminar con los dólares que se van afuera porque se importan productos innecesarios”.

También se pide una revisión del origen de importaciones.

Otra propuesta en este orden es aplicar un “régimen de comercio administrado, que proteja la actividad económica local y termine con la fuga de dólares que para la Argentina en este contexto no son importantes”.
(Fuente:IProfesional)

Show More

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close