ArgentinaPolítica

Distanciado de Macri, ahora Sturzenegger planea un retiro académico

El ex presidente del Central puso en pausa su actividad política. Quiere armar un programa entre la Di Tella y Harvard.

Luego de digerir la sorpresa de su desplazamiento de la presidencia del Banco Central, Federico Sturzenegger analiza pausar su actividad en la política y regresar a la vida académica en la universidad norteamericana de Harvard.

Si bien su salida no fue tan traumática como la del ministro de Energía, Juan José Aranguren, hoy el diálogo con Macri esta casi reducido a cero, confirmaron a LPO fuentes al tanto de la situación presente del ex titular del BCRA.

Por eso analiza refugiarse en la actividad académica y dictar clases en Harvard de la mano del director del Centro de Desarrollo Internacional de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, el economista venezolano Ricardo Hausmann.

La relación de Sturzenegger con Hausmann se remonta a diversas colaboraciones en “papers” académicos, el más conocido de ellos sobre lo que denominaron “Dark Matter”, que procuraba explicar por qué Estados Unidos podía vivir con elevados déficit de cuenta corriente permanentes.

Esta hipótesis postulaba que existían elementos oscuros, no visibles, que explicaban que la economía americana tuviera una productividad mayor que la que se deducía de los indicadores tradicionales y ello explicaba el financiamiento del exceso de gasto de esa economía. Algo así como el “crecimiento invisible” que postuló Macri en su discurso de inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso en marzo último. Sin embargo, ese enfoque creativo fue desafiado por la crisis de las hipotecas subprime en 2008.

Sin embargo, cuestiones familiares, como la edad de sus hijos, restringen la posibilidad del ex funcionario de radicarse en Estados Unidos. Muchos agentes de mercado recuerdan la anécdota de ser citados a desayunos de trabajo en el BCRA en el inusual, para la Argentina, horario de las 7.30, horario que le quedaba despejado inmediatamente después de dejar a su hijo en el colegio.

Por esta restricción, Sturzenegger analiza dar clases en la porteña Universidad Di Tella, mediante el armado de un programa conjunto con Harvard University. Según su visión, la fuerte devaluación del peso que infructuosamente procuró evitar vuelve atractiva a la Argentina como un centro de atracción de estudiantes extranjeros, especialmente de países de la región.

La relación de Sturzenegger con la Di Tella es histórica ya que tanto él como algunos de sus colaboradores, como Andres Neumeyer o Lucas Llach, han formado parte de la planta docente de dicha universidad. Sin embargo esta alternativa es compleja ya que dicha casa de estudios tiene su plantilla de docentes e investigadores senior completa.

Otra alternativa que baraja el ex banquero central, es incorporarse al mundo de las Fintech, sector al que de la mano del también renunciado Lucas Llach, le dieron un fuerte impulso durante su gestión al frente de la entidad monetaria.

Justamente estas ventajas que concedieron al sector de las financieras tecnológicas fueron una de las fuentes de descontento del sistema bancario local con la dupla que manejaba el BCRA, ya que dicho sector quedaba exento de las normas prudenciales que aplicaba la autoridad monetaria sobre la banca formal, además de quedar exentos de la presión del sindicato bancario conducido por el combativo Segio Palazzo, y si al más dócil sindicato de Comercio conducido por el mítico Armando Cavalieri.

El problema es que su paso al sector Fintech no estaría libre de polémica porque la normativa vigente impediría que un reciente ex funcionario pueda asumir responsabilidades ejecutivas en un sector donde tuvo influencia regulatoria reciente.

Como sea, mientras define su futuro profesional, Sturzenegger mata el tiempo planificando un par de proyectos de real estate que comparte con familiares y amigos.

Show More

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close