ArgentinaMundoSalud

Día Mundial de la Salud Mental: la pandemia agudizó la problemática

Cada 10 de octubre se conmemora la fecha, con el propósito de fomentar la toma de conciencia acerca de los problemas que genera. En este 2020, el encierro intensificó los casos preexistentes y generó miles de diagnósticos nuevos.

El concepto de salud mental se refiere a una amplia gama de actividades directa o indirectamente vinculadas con el factor de bienestar mental incluido en la definición de salud que da la OMS: “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

El 10 de octubre de 1995 la Federación Mundial para la Salud Mental y la Organización Mundial de la Salud declararon ese día con el propósito de fomentar la toma de conciencia acerca de los problemas de salud mental.

Promover la salud mental hace referencia al bienestar, a la prevención de trastornos mentales, y al tratamiento y rehabilitación de las personas afectadas por dichos trastornos, es uno de los principales objetivos de la instauración de esta fecha, que se conmemora cada año.

En este 2020, el 10 de octubre llega en un contexto mundial totalmente distinto a los anteriores. La pandemia del coronavirus alteró significativamente la vida cotidiana de las personas: cambio de rutinas laborales, suspensión de clases presenciales, confinamiento social, y profesionales de la salud trabajando 24/7 sin horas de descanso y exponiéndose a la enfermedad con el riesgo de trasladar el contagio a sus seres queridos. Los pacientes de salud mental no quedaron exentos, ya que muchos pasaron a estar más aislados socialmente que antes.

Mara Fernández, Psicóloga especialista en TCA, explicó: “El encierro y las consecuencias socioeconómicas provocaron la intensificación o el desarrollo de algunos síntomas psíquicos y físicos. Esta puede ser una situación de aprendizaje para todos los ciudadanos, pero implica una mayor dificultad de adaptación para quienes padecen trastornos alimentarios”.

En cuanto a los síntomas y emociones Fernández indicó que “las personas con TCA comienzan a sentirse más ansiosas, angustiadas, irritables, tristes, enojadas. Emociones que, quizás por su ritmo de trabajo y ocupación habitual, jamás habían registrado o se habían permitido sentir, y es ahí donde los síntomas de los trastornos hacen su aparición”.

“Además, el estar todo el día encerrados en el hogar y con acceso instantáneo a mucha comida, puede resultar amenazante tanto para quien sufre trastorno por atracón como para quien tiene bulimia. No solo por el acopio de alimentos, sino también por la oferta de comida a domicilio. Las personas pueden llegar a perder el control sobre la cantidad que ingiere, lo que puede derivar en una recaída”, agregó.

Según las estadísticas y la experiencia en las consultas recibidas en los últimos meses, la profesional aseguró que se espera que las necesidades de apoyo psicosocial y en materia de salud mental aumenten considerablemente en los próximos años. “Invertir en los programas de salud mental en el ámbito nacional e internacional, debe ser uno de los temas principales en las agendas de estado”, opinó.

La OMS, junto con las organizaciones asociadas United for Global Mental Health y la Federación Mundial de Salud Mental, piden que se aumente considerablemente la inversión en salud mental.

Fuente:La Voz

Show More

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close